Amnistía Internacional

Canciones urgentes para despertar conciencias

Litto Nebbia y Miss Bolivia se sumaron a la iniciativa de Amnistía Internacional en favor de los refugiados.

[Publicado en Clarín, el 21/9/2017]

“Sueña que algún día tu sueño puede ser realidad. / Quizás no puedas lograr lo que quieres conseguir / Por eso hoy más que ayer / corre, sueña y corre sin mirar atrás”, cantaban Los Gatos en los ’60, un mensaje que sigue vigente en el siglo XXI. Hoy será un recuerdo para los argentinos, pero es una realidad para 22 millones de personas que tienen que correr de sus hogares sin mirar atrás. Son los “refugiados”, que suman el 0,3% de la población mundial. Pensando en ellos, Amnistía Internacional organizó el miércoles, junto a Sofar, una acción de concientización a nivel mundial.

Mil artistas -entre ellos Ed Sheeran, Jake Bugg, Emeli Sandé, Hot Chip, Ani DiFranco y Jesse & Joy, entre otros- en 300 ciudades de 60 países, pusieron sus voces al servicio de Dales un hogar, una serie de recitales en espacios íntimos pero con una fuerza transoceánica para hablar sobre la crisis de los refugiados. Aquí, en Buenos Aires, fueron Litto Nebbia, Miss Bolivia y Tomás Amante quienes se sumaron a la iniciativa, mientras que Ike Parodi, Evelina Sanzo, Lucía Tacchetti, Lucho Hoyos y Huge the Cara, entre otros, lo hacían en Rosario, Salta, Tucumán, Mar del Plata y Mendoza.

“En un momento en donde juntarse en casas, como estamos haciendo hoy, era considerado subversivo, él hizo un tema de rock en español y abrió las puertas a un nuevo mundo”. Así le dio la bienvenida Hernán Pato, coordinador de Sofar, a Nebbia, quien relató a través de canciones relatar su historia de exilio en México, durante la última Dictadura Militar.

Sueña y Corre, del ’68, emocionó hasta las lágrimas a un venezolano que filmaba entusiasmado; Canción del Horizonte, de 1981, hipnotizó a las más jóvenes y las llevó a Coplas del musiquero –’90- para poder finalmente sonreír con Canción para los inocentes. “No la podía cantar en el ’79, porque me la prohibían, pero hoy quiero hacerlo”, reaccionó el músico tras el silencio de respeto y adoración que le brindó el pequeño público.

En las paredes del galpón de Almagro había mapas y globos terráqueos recortados, partidos al medio y ensamblados. La decoración era una metáfora de la temática del encuentro. Los refugiados pierden su entorno y tienen que salir a buscar otro mundo. Ese fue el caso de David, nacido en Guinea, que llegó en 2004 a Argentina y que el miércoles compartió su historia. Con 14 años, tuvo que dejar África y cruzar el Océano Atlántico como polizón de un barco. Eran cinco, pero al puerto de San Nicolás, provincia de Buenos Aires, llegaron cuatro.

“Sólo nosotros que estuvimos ahí podemos realmente entender lo que fue”, confesaba con la voz entrecortada. Estuvieron siete días sin comer, y dos semanas internados cuando llegaron al país para recuperarse. Luego, una familia local adoptó a David y logró encontrarse en su nuevo mundo.

Con su acento francés recordó su realidad africana. “Vivíamos en un pueblo de Guinea, cercano a Sierra Leona, cuando comenzó la guerra civil. No sólo cruzaron la frontera los refugiados, sino que también vinieron rebeldes que reclutan chicos para buscar diamantes. ¿Alguno vio la película Diamante de Sangre? Bueno, así. En 2003, una mina supuestamente desactivada, que estaba en el campo sobre el cuál estaba mi barrio, explotó. Mi mamá y mi hermana murieron. Me subí a un barco para ir adonde fuese”. Hoy, a sus 28, está filmando un documental con su historia, es músico y colabora con Amnistía.

Canciones urgentes para despertar conciencias
Cumbia combativa. Miss Bolivia reivindicó el reclamo de #NiUnaMenos y reclamó por Santiago Maldonado.(Foto: Martín Bonetto)

Luego, la cumbia, de la mano de Miss Bolivia, distendió el clima. “Hagamos con la música un mundo menos de mierda”, propuso la activista por los derechos humanos, antes de tocar seis temas con dedicación especial a las causas sociales. No faltaron Paren de Matar, el tema de lucha por #NiUnaMenos, ni el reclamo por la aparición de Santiago Maldonado. Mientras el ánimo del público -50 personas- fluctuaba entre la seriedad y la alegría contagiosa.

Finalmente, Tomate el palo, invitó al baile.“Litto me emocionó, y Miss Bolivia me hizo subir”, sintetizó Tomás Amante al subir al escenario para cerrar la velada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s