Maceo Parker

“Estoy predestinado a promover el amor”

El saxofonista, que toca en el Coliseo, recuerda sus experiencias con James Brown y Prince, y dice que su objetivo es transmitir amor.

[Publicado en Clarín, el 30/8/2017]

Existen situaciones arbitrarias que resultan transformadoras. Así fue como dos simples chicos de un pueblo estadounidense se convirtieron en reconocidos artistas. El hermano de Maceo Parker ejercitaba su dotes de baterista en el mismo instante en que James Brown –hambriento en la ruta- decidía parar a comer algo en ese lugar; fue una grata coincidencia que cambió para siempre el destino de los hermanos Parker.

Era 1964, cuando Brown vio algo especial en el sonido de Melvin, lo invitó a tocar y decidió aceptar la condición impuesta de que también se le uniera su hermano en el saxo. Casualidad o causalidad, ese fue el toque del destino para uno de los grandes saxofonistas del soul, que este sábado festeja los 50 años del funk en el Coliseo.

Tras recorrer el mundo con Brown y llegar hasta Vietnam en plena guerra, Maceo Parker encaró los años ‘70 con George Clinton y su Parliament-Funkadelic, rockeó con los Red Hot Chilli Peppers y estrenó el nuevo milenio junto a Prince. Una vida de experiencias musicales que relata a través del teléfono, desde Seattle. Cuenta que llegará con su banda de seis músicos para dar una verdadera fiesta. Y fiel al movimiento hippie de su época, declara: “Lo que importa es el momento y todo se trata del amor”.

Además de Neuquén y Buenos Aires, la gira lo llevara a Uruguay, Chile y Brasil, para luego continuar por Estados Unidos y Europa. Un largo recorrido, que a los 74 años confiesa realizar con un solo objetivo: “Dedico mi vida a contagiar el amor”.

– Después de tantos años tocando, ¿qué sentís al pisar un escenario?

– Que soy un tipo con suerte. Todavía puedo hacer lo que amo. Siempre sentí que nací para hacer exactamente esto. Viajar de país en país tratando de darle a la gente una razón para sonreír y ser felices. Ese es el fin de nuestras fiestas, y mi razón de vida.

– ¿Cuál es el recuerdo que más aprecias de tu época con James Brown?

– Recuerdo los primeros momentos cuando lo conocí. Como bailaba y se movía. Estar tan cerca de él y vivirlo de primera mano, es algo que siempre voy a valorar. También me acuerdo cuando fuimos a Vietnam. Hace poco participé de la película que hicieron en su honor y fue muy lindo hablar sobre esa gran experiencia.

En 1968, cuando las tropas de Estados Unidos luchaban en Vietnam, James Brown decidió llevar a su banda a tocar en la zona de guerra. Muchos lo acusaron de apoyarla, pero él dijo públicamente que su intención era colaborar con los soldados; muchos de ellos fanáticos del músico, que apreciaron el gesto.

– ¿Qué pensás cuando te nombran como una leyenda viviente?

– (Risas) Me acuerdo cuando tocaba con Prince. Un día charlamos sobre esto y él me dijo: “Leyenda es un signo de que te estás poniendo viejo”. Se reía mucho de estos temas. Realmente me considero afortunado por haber podido hacer las cosas que hice. Todo empezó porque James decidió nombrarme durante la grabación de un tema. La gente me conoce de escucharlo decir: “Maceo, blow your horn. Come on Maceo” (en español sería: “Maceo, soplá ese cuerno. Vamos Maceo”), cada vez que presentaba un solo de saxo mío. Esa sola alusión, hizo que algunos pensaran que sí James Brown me nombraba yo debía ser bueno. Y eso me abrió las puertas.

– ¿Qué opinás del funk actual?

– Sigue siendo parte de un sentimiento. Si haces una fiesta, todos sonríen y la pasan bien. Eso es lo que pienso del funk, que es una fiesta.

– ¿Algún sueño por cumplir?

– Sí, mientras que me pueda levantar cada mañana, voy a decir cuantas veces pueda la palabra amor. Ese es mi deseo: que la gente se ame alrededor del mundo. Simplemente un “buenos días” a un extraño puede cambiarnos. Hay que ver a los otros como nos miramos a nosotros mismos. Y difundir el amor. Si hacemos esas pequeñas acciones, podemos cambiar el mundo. Sería como el cielo en la tierra. Y es la primera vez que lo digo así, pero es exactamente lo que siento. Nací un 14 de febrero, el día de los enamorados, y creo que estoy predestinado a promover el amor.

– ¿Hay nueva música en el horizonte?

– Mi próximo álbum va a ser todo del amor y voy a tratar de incluir esa palabra en todos los títulos de las canciones. Nos va a acompañar la WDR Big Band de Alemania, y va a ser una gran fiesta funky.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s