Ed Sheeran en vivo

[Publicado en Clarín, el 21/5/2017]

Con una puntualidad inglesa sorprendente, Ed Sheeran salió anoche a escena exactamente a las 20.30. Ni un minuto más ni uno menos. Los acordes de Castle on a Hill se mezclaron con los gritos masivos de las fanáticas dentro del Estadio Único de la Plata, y de otras que corrían en los alrededores apuradas por llegar a tiempo. La presentación del nuevo disco Divide, marcó el retorno del artista al país luego de su gran debut en el Luna Park en abril de 2015.

Ed Sheeran: lo que dejó su increíble show en en el Estadio Único de La Plata

(Foto: Prensa / Santiago Gallo Bluguermann)

 

 

“Lo único que espero de ustedes hoy es que canten todos los temas conmigo. Esto va a estar bueno”, adelantó Sheeran al comienzo. Y cumplió. Tocó 20 temas en las casi dos horas de show, mientras intercalaba baladas con su estilo pop, folk y con tintes de rap que revivía al público del enamoramiento pacífico. Además de repasar los hits que lo hicieron famoso, como The A Team, Don’t, Photograph o Thinking Out Loud, le dedicó gran parte del recital al último disco tocando ocho de doce canciones que contiene. No faltaron los éxitos del momento, Galway Girl y Shape of You que provocaron la alegría masiva de todos los oyentes.

A pesar de haber conquistado el mundo pop adolescente y romper récords de escuchas en todas las plataformas digitales de música, el cantante británico sigue siendo fiel a su presentación solista. Gracias al pedal que le permite reproducir los sonidos grabados en vivo en loops, no necesita coristas ni otros guitarristas que le hagan la base del tema. Solo, con una presencia arrolladora, sigue cantando su pop romántico al igual que lo hacía cuando era un desconocido en los bares londinenses. “Vengo de un pueblo ganadero muy chiquito en Inglaterra y, para mí, triunfar en mí país ya era un sueño casi imposible. Poder venir a Argentina y que tanta gente venga a mi show, es increíble”, confesó.

La lluvia que caía en el campo no importó al escuchar Dive, del nuevo disco, o Bloodstream, clásico que marcó el momento más electrizante del show. Poder transmitir una sensación pacífica en un tema y una energía avasallante que te obliga a moverte en el siguiente no es fácil y demuestra la ductilidad del artista en escena. Este patrón de sensaciones se vivió a lo largo del recital. Y tal fue la aceptación del público que cumplieron el papel de coristas en la mayoría de las canciones. Como conductor de orquesta, el cantante pelirrojo ordenó los sectores e indicó cuando cantaba cada uno para acompañar a sus loops grabados y su voz en vivo. Un show interactivo en el mundo 2.0.

Infaltable en su repertorio, fue el final del show con la camiseta argentina. Una herramienta ya gastada por el uso pero todavía efectiva para la felicidad de los fanáticos locales. Con la celeste y blanco, cerró una exitosa presentación tocando You need me, I don’t need you. Una vez más, Ed Sheeran demostró en escena por qué es el artista pop juvenil del momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s