Two Door Cinema Club

El regreso de una promesa

Two Door Cinema Club hizo vibrar el escenario principal del festival recordando el por qué de su éxito inicial.

Por Camila Valero.

[Publicado en Clarin.com, el 1/4/2017]

Cuando recién aparecía la luna y comenzaba la última noche de la cuarta edición del Lollapalooza Argentina, un pelirrojo salía a escena en el Main Stage 1 y saludaba tímidamente al tomar su guitarra acústica. Directo y sin vueltas, comenzaron a tocar Cigarettes in the Theatre. Un sonido que pegaba directo en el pecho y obligaba a los espectadores a moverse al son de la guitarra de Sam Halliday. Contagioso, fuerte y poderoso, el ritmo de Two Door Cinema Club calló el breve silencio de la espera y convocó a las miles de personas que se agolparon para disfrutar del indie rock apabullante.

Hace años que la banda de Irlanda del Norte no pisaba el país. En 2013 había sido la primera y única presentación del trío que, en ese entonces, se encontraba promocionando sus primeros discos, Tourist History (2010) y Beacon (2012). Hoy volvieron a encontrarse con el público argentino en el marco de la segunda noche del Lollapalooza. Esta vez, trajeron bajo el brazo Gameshow (2016), su tercer trabajo de estudio con un tempo más lento a los primeros. Tal fue la vorágine que vivieron en el comienzo de su carrera, que decidieron aminorar la velocidad y empezar de nuevo con más calma pero sin perder esa fuerza que los destacó del resto del malón.

Infaltable fue el hit Changing of the Seasons para que, los curiosos que pasan por el lugar, identifiquen a la banda con ese tema que escucharon en la radio. Y si faltara algo más para que los reconozcan, el cantante Alex Trimble dio el puntapié para tocar Bad Decisions. Con un dejo de estilo disco en la melodía principal, el tema resultó distintivo ante el repertorio indie rock que prosiguió.

Hola, ¿cómo están?“, atinaba a decir Trimble en su español recién aprendido y agradecía a todos los oyentes por estar ahí. Con siete pantallas de escenografía, el trío y su banda destacaban su repertorio que transitó los tres discos del grupo. Enérgicos y animados, eligieron cerrar su show con los clásicos Someday y What You Know. Como la calma previa a la tormenta, el cantante comenzó a tocar acústico las primeras estrofas de What You Know y el público se desató con el bajo de Kevin Baird para despedir a los irlandeses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s