Lollapalooza: Crónica día 1

Una fiesta en paz para cien mil personas.

La primera jornada del festival reunió grupos de todos los estilos. El clima ayudó y hubo muchas familias.

Por Camila Valero.

[Publicado en Clarín, el 31/3/2017]

Desde muy temprano, cuando las puertas abrían a las 12 del mediodía, ya se veían remeras de Metallica deambulando por los jardines del Hipódromo de San Isidro. La banda más convocante del día cerró una jornada con variedad de estilos y mezcla de generaciones.

Una fiesta en paz para cien mil personas

Metalica en escena. Foto: Martín Bonetto

Se cumple un año más del festival que se asienta en el calendario musical de Buenos Aires y que convierte la asistencia a un concierto en una experiencia integral. Además de la música, el Lollapalooza ofrece una amplia oferta gastronómica. Este año, hubieron foodtrucks de los más reconocidos cheffs. La Mar de Gastón Acurio y Pizza Paradiso de Donato de Santis dijeron presente en el Campamento alimenticio que integró las secciones Food Town, Street Food y Food Cities. La novedad de este año es el sistema #LollaCashless, en donde se carga dinero en la pulsera que habilita el ingreso y uno paga sus consumiciones con la misma pulsera.

Una fiesta en paz para cien mil personas

Metallica en escena. Foto: Martin Bonetto

La cuarta edición del Lollapalooza Argentina se caracterizó, una vez más, por preponderar la mezcla de estilos y grupos ya consagrados con los más mainstream del espectro internacional. Hip hop, pop y rock vibraron en los oídos de los recién llegados durante el comienzo del día 1, con los novedosos Silversun Pickups, el local Fianru y Deny. El primer show que congregó a una masa importante de jóvenes y padres empezó a las 15.30. La sorprendente incorporación de esta edición en el ámbito local fue el gran León Gieco, que dio una clase magistral de himnos nacionales para todas las generaciones. A pesar de figurar temprano en un día laboral, cientos de seguidores disfrutaron de clásicos como “5 siglos igual” y “La Memoria”.

Una fiesta en paz para cien mil personas

Los adultos, que en su mayoría llegan como chaperones de sus hijos preadolescentes, tuvieron su cuota de rock nacional con Palo Pandolfo y Gieco. Apenas terminados estos shows, siguieron su labor de acompañantes con las bandas de difusión más teen como Glass Animals, los rockeros Cage The Elefant o los ingleses pop The 1975.

Otra característica de estos cuatro años de festival es el enfoque sustentable que imponen a la experiencia. Durante la primer jornada, el sector vip fue un espacio sustentable auspiciado por la cerveza Corona, aunque en el predio no se vendieron bebidas alcohólicas. Con espacios verdes y playas ecológicas buscaron fomentar el cuidado del medioambiente y la naturaleza. Esto también se pudo observar en el resto del predio, donde el “Espacio Verde” del Lollapalooza incentivaba a la gente a diferenciar la basura de los residuos reciclables. En cada cesto de basura del Hipódromo había voluntarios que enseñaban cómo diferenciarla y donde botarla. Otro dato fue la ausencia de conflictos, a pesar de la asistencia multitudinaria (100.000 personas). Hubo clima de fiesta, que no se empañó en ningún momento.

Al comienzo de la noche llegaría Rancid, los exponentes del punk rock californiano que se lucieron en su primera visita al país. Entre los ritmos fuertes de punk, se empezó a escuchar el pop más esperado de Tove Lo. La artista sueca era uno de los números más esperados en espectro teen. Algunos dudosos del público, lucían indecisos al definir si se quedaban a escuchar el final de la cantante o huír a The XX, otro de los favoritos de la jornada que lograron convocar a sus seguidores a asistir al festival por ellos.

Pero el gran número de la noche llegó a las 21.45, cuando todas las remeras de Metallica se unieron para ver a la banda más convocante. Con The Ecstasy of Gold y Hardwired dieron el puntapié inicial a casi dos horas de hard metal internacional. Con la euforia a flor de piel, el público argentino disfrutó una vez más de la banda más icónica del género.

El primer día del festival cerró con el recital de los neoyorquinos The Chainsmokers, un detalle novedoso y enérgico para dar fin a la primer jornada de fiesta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s